Como adaptar a un perro ante la llegada de un bebe al hogar.

Como adaptar a un perro ante la llegada de un bebe al hogar.

Muchos hemos tenido la experiencia de que un nuevo miembro se integre a la familia, cuando un bebe llega al hogar en donde ya reside un perro, podemos sentir como esta puede crear una rivalidad con el pequeño nuevo integrante porque resulta que puede pensar que sus amos lo están olvidando y dejando de lado.

Esta situación puede ocasionarle al perro una reacción de ansiedad y debido a esto logra verse al can muy alejado de los demás y en algunas ocasiones receloso hacia sus mismos amos debido a que estos le prestas su debida atención al bebe.

Así mismo el can puede presentar comportamientos no deseados, esto no es algo que deba alarmarnos debido a que su comportamiento se debe a la reacción hacia la llegada del bebe. Esto puede controlarse al tenerle paciencia al perro, también la idea es que ayudemos a nuestra mascota a la adaptación y que esta logre ser mucho más fácil para él, mientras más rápida mucho mejor podrá el perro adaptarse al nuevo ambiente y tendrá más libertad para interactuar con el pequeño bebe.

Podemos seguir esta serie de consejos que ayudan a que el perro pueda adaptarse mucho mejor en el ambiente:

  • Dejar a nuestro perro en los espacios que se sienta tranquilo, los juguetes, agua y comida deben estar ubicados en sitios con total tranquilidad para que así al momento del niño comience a moverse, esto no le moleste.
  • Presentar al bebe también es un punto realmente importante pero debe de hacerse de una forma gradual, sin prisas, nuestro perro debe saber que ele bebe es un miembro más de la familia.
  • Hay que dejar que él bebe y el perro tengan interacción entre ellos, así será mucho más fácil que cuando el niño comience a caminar y seguirlo, al can no le moleste lo que hace.
  • Cuando él bebe nazca, hay que llevarle mantitas que estén cubiertas con el olor del bebe para que el las olfatee y se familiarice con ellas.
  • Cuando él bebe llegue al hogar, el miembro de la familia que se encuentre más vinculado con nuestra mascota es el que debe de entrar primero, saludarlo y premiarlo por su buen comportamiento son señales para que el perro no se sienta en la defensiva mientras otra persona entra a la habitación con él bebe.