Cuidados de un conejo domestico

Cuidados de un conejo domestico

 

Desde hace ya muchos años, los conejos se han convertido en las mascotas preferidas por muchos. Estos pequeños animales nos aportan compañía, son dóciles, dan poco trabajo que hacer, no ocupan mucho espacio en la casa y muchas ventajas más que vienen incluidas con ellos. Son los compañeros ideales para quienes cuenten con estancias pequeñas y que por lo tanto no pueden tener otro animal doméstico como un perro o un gato.

Su hábitat dependerá del espacio con el que cuentes

De acuerdo al espacio con el que contemos en nuestra casa, podremos disponer de una zona exclusiva para que habite nuestro conejo o en todo caso de una jaula de las medidas adecuadas para su movilidad. Ante todo debemos de tener en cuenta que sea cual sea la opción que mejor nos convenga, debemos de pensar en la seguridad de nuestra mascota.

Además, tomemos en cuenta que existen un sinfín de razas de conejos domésticos, dentro de las cuales podemos elegir la que mejor se adapte a nuestras condiciones y a lo podamos ofrecerle a la mascota; de acuerdo a sus dimensiones, hábitat necesaria y hasta el tipo de pelaje, es decir que tenemos para escoger.

 

Cuidados especiales del conejo doméstico

  • Lo primero que debemos hacer apenas lo adquirimos es llevarlo al veterinario, en concreto a un especialista de animales exóticos para hacerle su primera revisión y constatar de que su salud este bien.
  • Es importante que incluyas heno dentro de su dieta, ya que los conejos deben de roer de forma constante para evitar que sus dientes le crezcan demasiado y les traigan problemas futuros. Así mismo, se pueden incluir trozos de madera, cartón, ramas de árboles o similares, de esta forma desgastaran sus dientes de forma diaria.
  • Al conejo se le debe cepillar el pelaje varias veces en la semana; pero en los casos de que por su raza el pelaje sea mucho más largo de los regulares, el cepillado debe hacerse de forma diaria.
  • Agrega malta a su alimentación, de esta forma de evita la formación de bolas de pelo en el estómago que junto con el cepillado en una de las medidas de protección de la vida de tu conejo más efectiva.
  • A los conejos domésticos no se les debe bañar, aunque en los días muy calurosos podemos refrescarle la zona de las orejas y la nuca. Solo en el caso de que se haya ensuciado demasiado se le debe dar un baño al seco.
  • El conejo necesita hacer ejercicios, por lo que si lo tienes en una jaula, debes dejarlo salir de vez en cuando al aire libre.