La importancia de la actividad física en un perro mayor

La importancia de la actividad física en un perro mayor

Un plan de actividad física regular es una parte esencial del estilo de vida de cualquier perro. Una nutrición adecuada, higiene y las visitas regulares al veterinario, son igualmente de importantes. Un plan de ejercicio debe establecerse cuando el perro es todavía un cachorro y continuar con ese plan para el resto de su vida.

A medida que envejecemos, la tolerancia a la actividad física de un perro y sus requisitos normalmente cambia. Si tu mascota ha sido adoptada ya siendo mayor, y quizás no sabes su historial clínico, lo mejor es consultar a un veterinario para que le realice un examen físico completo a tu mascota y así, entre los dos mirar cuales serían los ejercicios adecuados para él. Algunas actividades pueden no ser beneficiosas para un perro mayor si hay limitaciones físicas.

¿Por qué la actividad física es importante para un perro mayor?

La actividad física es importante para su perro mayor por varias razones. En primer lugar, la actividad física ayuda a mantener un peso corporal saludable. El exceso de peso puede conducir a varios problemas de salud. Provoca estrés excesivo para el corazón de su perro. Cuando el corazón no está funcionando como debería, otros órganos pueden estar sufriendo, incluyendo el cerebro, los pulmones, el hígado y los riñones.

Con el tiempo, estos problemas pueden llegar a ser lo suficientemente graves como para causar enfermedades mortales.

 

La osteoartritis es una degeneración de las articulaciones. Estos problemas pueden desarrollarse durante los últimos años de un animal y suelen causar bastante dolor e incomodidad. El exceso de peso en las articulaciones puede acelerar la enfermedad.

Lo creas o no, la actividad física moderada puede ayudar a retrasar la degeneración continua de las articulaciones que se ven afectadas por la artrosis.

Incluso la salud mental de su perro mayor puede beneficiarse de la actividad física. El ejercicio mantiene el oxígeno y otros nutrientes como la glucosa (azúcar en sangre) a un nivel óptimo en el cerebro. El cerebro es como cualquier otro órgano en el cuerpo y por lo tanto requiere de una buena nutrición.