Mantenimiento y calidad del agua en nuestro acuario

Para tener un acuario sano se debe tener en cuenta muchos aspectos entre ellos y el más importante es el Mantenimiento de acuarios y calidad del agua   ya que en ella comen y  defecan los peces, por otro lado la arena, conchas, alhajas y las piedras que son usadas para generar el hábitat marina y como adornos de los acuarios ornamentales pasa por un proceso natural generando partículas que pueden crear mal olor, moho entre otros por ello deben ser lavadas con cierta regularidad.

Mantenimiento y calidad del agua en nuestro acuario.

Antes de colocar el agua en el acuario se debe instalar:

 

  • Filtro, el cual se encargara de capturar las partículas suspendidas en el agua, los más usados son: filtro esquina, filtro piso, filtro cascada este va conectado al motor y está formado de un carbón activo y un algodón los cuales deben ser lavados con frecuencia.
  • Motor aireador: Este equipo electrónico puede ser de varios tamaños según el volumen del agua del acuario y se encarga de liberar las burbujas que mantendrán oxigenada el agua, este motor debe estar conectado a un toma corriente, con una manguera que se conectara al filtro y opcionalmente a piedras o barras difus.
  • Adornos ornamentales como piedras de cuarzo, rio o de mármol.

Calidad del agua en el Mantenimiento de acuarios

El agua deberá contar con niveles apropiados de:

El oxigeno que necesitan los peses no es el que respiran igual que otros animales (H2O), sino que respiran el oxígeno disuelto OD, el OD está en cantidades inversas a la temperatura, es decir, entre más caliente el agua menos oxígeno tiene y viceversa, o sea, que el agua fría es la que más OD tiene. El OD entra en los peces por las branquias y es liberado por las mismas en forma de CO2, (Dióxido de carbono o gas carbonico).  El OD es casi nunca un problema en los acuarios ya que el motor estás prendido casi, todo el tiempo, el OD está en concentraciones más altas en el día por la fotosíntesis de las plantas que en la noche. También hay que tener en cuenta que el OD disminuye a la inversa con la salinidad entonces a mayor concentración de sales menor OD, o sea que los acuarios marinos tienen menos OD que los acuarios de agua dulce.

El agua debe tener el PH adecuado y este simboliza el nivel de iones de hidrógenos que se encuentran disueltos en el agua, podrá ser medido con un aparato llamado Phmetro o con una cinta que al ser sumergida en el agua tiene una serie de colores y los cambia según la intensidad de los colores que indica el empaque de la cinta, esto permitirá conocer y comparar los valores. Si este es igual a siete (7) eso quiere decir que el agua es neutra, si el Ph es de <7 el agua es ácida y si el Ph es >7 el agua es básica o alcalina, por lo general el agua debe mantenerse cerca de 7 aunque hay especies que tienen preferencias por Ph ácidos o básicos y hay que conocer la especie para así mismo adecuar el agua antes de ponerlos en el acuario, el Ph es desde 0 hasta 14 todo dependerá del tipo de pez que tendrá en su acuario y si es de agua dulce o salada.

El agua debe tener la Dureza que representa la medida de iones disueltos en el agua principalmente de Ca y Mg que son los más comunes en encontrar en el agua principalmente en las marinas, así los peces marinos viven en aguas duras y los peces de agua dulce viven en aguas blandas, la dureza no es un factor limitante en acuarios aunque es importante tenerlo presente.

La temperatura en el agua puede ser de tres tipos: frías, templadas y calientes. Por ello encontramos especies de peces que sólo habitan en un tipo de agua y es primordial conocer el tipo de pez para así mismo adecuar el agua, los peces de aguas cálidas son los más numerosos y su temperatura oscila entre 24-32ºC, a mayor temperatura mayor metabolismo del pez, o sea que entre más caliente sea el agua más comida necesitará el pez, más rápido defecará, obviamente dentro de un rango límite de temperatura porque fuera de este rango el pez se afecta y puede morir.

El agua en los acuarios contiene compuestos nitrogenados que se ven alterados por los procesos de descomposición de los alimentos, PH inadecuado, residuos de alimentos y defecaciones que dejan los peces que van ensuciando el agua, la arena y otros objetos que son usados como adornos. Para impedir los niveles de nitritos habría que hacer recambios de agua o poner en el acuario una bacteria llamada Nitrobacter que transforma el NO2 en nitrato NO3, el NO3 es peligroso pero en concentraciones demasiado altas, por lo que habría que poner una bacteria llamada Pseudomona que es capaz de transformar el NO3 en NO2 y este último es un gas que se elevaría a la atmósfera. Por lo general en el acuario tenemos la bacteria Nitrosomonas, posiblemente podríamos tener también la Nitrobacter, hay drogas capaces de matar estas bacterias, si todas ellas están juntas, el acuario sería autosostenible en cuanto a compuestos nitrogenados.

Mantenimiento y Tratamiento del agua en los acuarios

 

En el Mantenimiento de acuarios el agua del acuario debe ser cambiada o recambiada con frecuencia de acuerdo al nivel de suciedad que pueda tener, el agua es sifoneada con una aspiradora para acuarios y esta cae a un balde, el agua puede ser usada para el riego de plantas del jardín ya que esta agua tiene heces de peces que sirven como abono, antes de sinfonear un acuario el agua nueva debe haber sido preparada y permanecer reposada mínimo 10 minutos, lo ideal sería 4 horas de reposo para que cuando echemos el agua nueva al acuario no esté tan fría y ya que se haya asentado el cloro.

Para preparar el agua nueva es necesario una droga anticloro que precipita el cloro del agua ya que el cloro afecta a los peces, el anticloro está compuesto por Hiposulfito de sodio, metilparabeno y propilparabeno, el número de gotas de anticloro por litro de agua varían pero 1 gota por cada 3 litros de agua estaría bien, el agua nueva podría ser también tratada con azul de metileno que es un colorante antiparasitario pero sería bueno no tocar el azul de metileno pues parece que puede provocar un cáncer futuro así que el agua nueva debería ser manipulada con guantes, el agua nueva se revuelve después de aplicar las gotas y se deja reposar, el número de gotas de azul de metileno varía su veterinario o experto en acuarios (acuaristas), Se recomienda 1 gota por cada 6 litros de agua, excesos de azul de metileno disminuyen el OD, afectan a los peces del fondo e impide la entrada de rayos solares afectando a las plantas, el agua nueva contenida en un balde debe ser transparente, si el agua de la llave en el momento está botando agua turbia no se puede trabajar con esa agua y hay que esperar a que salga transparente, en la figura 3 se ven los pasos del recambio.