Periquitos australianos en casa

Periquitos australianos en casa

 

Sin duda alguna, en determinado momento todos hemos querido tener un ave en nuestras casas. Ellas, no solo son hermosas a la vistas, sino que además son la perfecta compañía para cualquier miembro de la familia, desde grandes hasta los más chicos las adoran. Y es que, las aves son capaces de sacarnos la ternura y por lo tanto deben recibir atención a grandes dosis.

En este caso, hablaremos de los periquitos australianos, específicamente, por ser una de las especies mas cotizadas de cualquier hogar del mundo.

 

Cuidados de los periquitos australianos:

  • Alimentación: Los periquitos australianos pueden tener una alimentación muy variada; se les puede dar desde maíz dulce, zanahorias, naranjas, uvas, ciruelas, manzanas y hasta peras. Sin embargo, no debemos olvidar que lo más importante es el consumo de las semillas; en el mercado se consiguen de todo tipo como las de trigo, girasol, avena y mixtas.
  • Hidratación: Es importante que el agua que le demos a los periquitos australianos se encuentre perfectamente limpia y por supuesto que sea fresca. Esta agua se debe cambiar de forma constante.
  • Vigila su rutina: De esta forma sabrás de manera rápida cuando algo no este bien con tu periquito australiano; pues toma en cuenta que un cambio de su rutina puede suponer que este se encuentra enfermo.
  • Regula su entorno: En los alrededores de la jaula de tu periquito debes evitar la presencia de algún tipo de hilos, cuerdas, ventanas, comidas descompuestas, ruidos extremos, vapores y por supuesto agua caliente. Esto es por su seguridad.
  • Aspectos de la jaula: Se debe procurar que la jaula para los periquitos australianos sea lo suficientemente grande; toma en cuenta que no importa el tamaño del ave sino que lo ideal es que este tenga espacio suficiente para desplazarse de forma cómoda. Recuerda además que debes mantenerla limpia.
  • Requiere compañía: Al igual que otras muchas especies, los periquitos australianos requieren de compañía, pues no son aves para estar solas, de lo contrario se deprimen, experimentan cierto grado de estrés e incluso pueden llegar a morir.
  • Otros detalles: Por las noches debes tapar la jaula con una manta de color negro para que tu periquito sepa que es hora de dormir. Además debes evitar que los rayos del sol le den directamente.

Y ya que nuestro periquito australiano se encuentra en casa, no esta demás cualquier tipo de información para ocuparnos de la manera más correcta de ellos. Recuerda que esta es un ave que da y a vez debe recibir mucho cariño.