Técnica para extraer las garrapatas de nuestras mascotas (perro o gato)

Las garrapatas tienes características biológicas increíbles que le permiten un proceso reproductivo masivo de igual manera son un potencial vector o emisor de enfermedades infecciosas, tiene la particularidad de sobrevivir a diversos medios ambiente prolongando así los patógenos que trasladan  las bacterias, obstaculizando el control de los síntomas o erradicación de la enfermedad.

 

Las garrapatas tienen la capacidad de almacenar en su aparato digestivo parte de la sangre que absorben de nuestras mascotas y la van utilizando poco a poco y puede llegar durar meses o años.   Existen aproximadamente 800 tipos de garrapatas y se dividen en 2 (dos) grandes grupos:

  • Las duras y
  • Las blandas.

 

De acuerdo a la dureza de la cobertura o membrana de su cuerpo podrá ser identificada pero la más frecuentes en perros y gatos son las duras, todas se alimentas de sangre por eso pertenecen al grupo de los hematófagas existen 3 grupos habituales: Phipicephalus sanguineus, Dermacentor Reticulatus e Ixodes ricinus.  Al momento de alimentarse utilizan su aparato bucal que les ayuda a perforar la piel de la mascota o hospedador se pega con fuerza a ella e inicia a succionar todo la sangre que pueda, por ello es muy importante saber arrancarlas de nuestros perros o gatos sino pueden ser infectados pues la saliva de las garrapatas posee componentes de efectos neurotóxicos.

Técnica para extraer las garrapatas de nuestras mascotas (perro o gato)

Las neurotozinas que tienen estos parásitos pueden bloquear la trasmisión neuromuscular y pude producirles la muerte.  Los síntomas aparecen después de 4 o 6 dias de producirse la picadura generándole falta de sensibilidad en extremidades, cojera, incoordinación, dificultad respiratoria, hiper o hipotermia, vomito y problemas cardiovasculares.

 

Si nuestra mascota tiene estos desagradables parásitos llamadas garrapatas que saltan desde la maleza, grama, jardín o piso alojándose como huésped para succionarle la sangre y colocar sus huevos es necesario identificarlas rápidamente, una vez identificada deberá tomar la decisión si recurrirá a productos químicos que son vendidos en las tiendas veterinarias, remedios naturales o alguna herramienta especializada recomendada por el veterinario  para extraer de la piel de nuestros perros las garrapatas.

 

Si elije esta última es necesario que sea la adecuada ya que la garrapata entierra su cabeza en la piel de la mascota y tiene una fuerte mordida que ocasiona que solo salga las patas y cuerpo de la garrapata dejando la cabeza pegada a la piel por ello no se debe arrancar la garrapata sin conocer la técnica mas adecuado porque puede dejar partes de la boca metidas en la piel, lo que provoca una infección o inflamación en la zona afectada.

 

Por otro lado podrías retirar las garrapatas con tus propios dedos tomando algunas medidas higiénicas como el uso de los guantes para evitar que se adhieran a tu piel, si desconoce la técnica puede buscar videos por internet.

Los cuidados posteriores son:

  • Se debe limpiar también con mucho jabón y agua tibia.
  • Una vez retirada de la piel de la mascota se debe desinfectar el área con yodo el cual deberá ser diluido con agua en la misma proporción que el yodo utilizado, colocarlo en un envase con atomizado y agitar, así curar la herida que haya dejado dicho parasito.
  • Por último se debe ventilar la herida y que la mascota no tenga acceso a ella y si es necesario colocarle un collar isabelino.

Si acostumbra a pasear a su perro donde halla maleza o áreas donde pueda vivir estos parásitos puede recurrir a un collar que sea repelente a ellas o coloque un químico recomendado por su veterinario de confianza en las patas para que no se le suban durante el paseo habitual.