Tos en los perros y gatos. ¿Síntoma de una enfermedad respiratoria o cardiovascular?

Tos en los perros y gatos. ¿Síntoma de una enfermedad respiratoria o cardiovascular?

La tos es un síntoma que ocurre con frecuencia y que a los dueños de mascotas nos crea bastante preocupación.

Aunque parece al principio un comportamiento involuntario, automático o un reflejo del animal, puede empeorar y ser una señal que nos puede estar indicando problemas de salud que están implicados con el sistema respiratorio y / o cardiovascular.

¿Cómo se manifiesta la tos en los perros y gatos?

  • Una tos puede ser normal, sin dolor y sin manifestaciones frecuentes.
  • Puede ocurrir de repente y puede evolucionar gradualmente.
  • Puede ser seca o grasa, débil o fuerte.
  • A veces, la tos puede ser confundida con un fuerte estornudo, puesto que los sonidos de los animales pueden ser similares (la boca permanece abierta).
  • La tos puede estar acompañada de vómitos.
  • Puede ser una tos productiva (con flema y moco) o (tos seca) no productiva.
  • Si el animal está sufriendo de una enfermedad específica, la tos puede ser más fuerte y violenta.

Pero, ¿Por qué tose un perro o un gato?

  • A través de este mecanismo el animal evita la acumulación de secreciones en el tracto respiratorio.
  • También evita la acumulación de material extraño alojado en el sistema respiratorio.
  • La tos advierte al propietario de que el animal está sufriendo de una enfermedad respiratoria o cardiovascular.
  • Puede ser un signo de una anomalía dentro de las vías respiratorias.
  • A través de la tos se protege las vías respiratorias de la inflamación.
  • La tos también puede indicar irritación en la pleura, pulmón u otras partes del cuerpo.
  • Si el animal está asustado puede expresar sus emociones a través de la tos.

Hay muchas enfermedades que causan la tos en perros y gatos, como:

  • Alergias
  • Neumonía
  • Enfermedades del corazón
  • Enfermedades respiratorias
  • Faringitis
  • Bronquitis
  • Laringitis
  • Pleuresía
  • Infecciones parasitarias
  • Infecciones bacterianas
  • Infecciones virales
  • Insuficiencia cardíaca.

Si la tos es persistente y prolongada, entonces debemos llevar al animal al veterinario.