¿Tu gato se niega a comer?

¿Tu gato se niega a comer? Averigua cuáles son las causas y cómo podemos ayudarle

Aunque se dice que los gatos son volubles cuando se trata de comida y prefieren sólo ciertos tipos de alimentos, también tenemos que ser conscientes de que puede suceder que el gato no quiera comer si se siente enfermo (o sufrimiento), lo que hace disminuir su apetito.

Hay muchas razones que pueden causar el rechazo de los alimentos.

Algunas enfermedades y trastornos pueden ser: estreñimiento, infecciones virales, envenenamiento, la ingestión accidental de un cuerpo extraño, pancreatitis, enterocolitis, gastritis, insuficiencia renal, tumores de hígado, síndrome de dolor, hepatitis, diversos tipos de envenenamiento, cáncer, enfermedades del corazón, algún tipo de inflamación en el cuerpo, estómago e intestino, úlceras de la boca, inflamación de las encías, dolor dental, estrés, depresión.

Un animal que siente dolor en alguna parte del cuerpo, sin duda come menos o incluso puede rechazar totalmente la comida.

Por lo general, los gatos se lamen la zona inflamada, donde sienten el dolor. En el momento que sepamos la zona que puede causarles dicho dolor, el veterinario va a poder administrar un tratamiento que ayude a aliviar los síntomas.

El sarro excesivo que se deposita sobre los dientes de un gato que consume sólo alimentos blandos, puede causar problemas en las encías, en la boca, dientes, dolor al masticar y salivación excesiva. Estos trastornos y enfermedades orales, requieren tratamiento médico y deben ser tomadas en serio y no considerarlo irrelevante, porque, de lo contrario, el animal puede enfermar y bajar de peso, ya que se niega a comer debido a los problemas en la cavidad bucal y dientes.

Envenenamiento o intoxicación en los gatos

En este caso, el animal tiene síntomas característicos y rechaza totalmente la comida. Puede llegar a la deshidratación, salivación excesiva, síntomas de náuseas y vómitos, etc.

Si el veneno es fuerte, su salud se resentirá aún más. Pueden verse afectados: los riñones, el hígado, el sistema nervioso, el sistema respiratorio, pueden tener diarrea con sangre, vómito con sangre, sangrado de nariz, edema pulmonar, dificultad para respirar, etc.

Estos síntomas indican claramente que estamos una situación grave.

Otra situación grave es cuando el gato se traga un cuerpo extraño, puesto que dicho objeto puede llegar a dañar los órganos que se encuentran a su alrededor. Esta situación es bastante rara pero puede suceder. Por lo general, el animal se traga accidentalmente un objeto, un juguete o incluso puede sufrir de acumulación de pelo en el estómago, cuando estos normalmente, no pueden eliminarlos de los intestinos.