Curiosidades de Tortugas como mascotas

Curiosidades de Tortugas como mascotas

 

Son muchos los datos que nos pueden proporcionar diversos medios y la misma web, al momento que decidamos tener una tortuga como mascota en casa. Y es siempre bueno que estés lo suficientemente informado y por supuesto preparado para hacerte cargo de ellas de la mejor manera posible. Las tortugas pueden ser acuáticas o terrestres; estas pertenecen a la categoría de reptiles del reino animal.

 

Datos curiosos de las tortugas como mascotas

  • Son adaptables. Las tortugas podemos encontrarlas casi en cualquier parte del mundo, y aunque lo más ideal es que se le albergue en un lugar adecuado y apto para que ellas habiten, lo cierto es que ellas se adaptan con facilidad a diversos ambientes.
  • Sus sentidos son más desarrollados. Las tortugas poseen la vista, el tacto y el olfato bastante bien desarrollados, incluso mucho más de lo que se cree. Sin embargo, estudios han confirmado que su oído no tiene esta misma función.
  • Son ágiles. Aunque muchos no lo crean, lo cierto es que está comprobado que una tortuga en edad joven, puede estar en posición bocarriba el tiempo que quiera y luego darse la vuelta rápidamente.
  • Compiten entre sí. Esto se da sobre todo en las tortugas machos, como en casi todas las especias. Ya sea por ganarse un especio en el territorio o por una hembra; estos suelen pelear estirándose en cuello hacia afuera del caparazón. Y por supuesto, gana el que logre sacarle más al otro.
  • Su sexo y la temperatura. El sexo de las tortugas no se sabe al nacer, como estamos acostumbrados, sino que este se ve determinado por la temperatura ambiental que exista al momento de su incubación. Por ejemplo, si la temperatura está por debajo de 29 grados será macho, mientras que si está por encima será hembra.
  • Su alimentación. Su dieta debe estar basada más que todo en vegetales y además se les debe incluir en el menú alguna lombriz o un gusano.
  • Sin importar la especie, ellas necesitan de agua y tierra a la vez. Por lo tanto es importante que se los proporcionemos.
  • El carácter. Las tortugas son animales totalmente pasivos y por lo tanto pueden ser controlables.

 

Y como lo más probable, es que te estés informando por que amas a tu tortuga, te recomiendo que no dejes pasar por alto ningún detalle, pues el más mínimo te puede servir de mucho. Recuerda ante todo que ellas son únicas y por lo tanto merecen un trato especial.