Gatos y embarazo

Gatos y embarazo

El embarazo en los gatos, ocurre antes de que nos demos cuenta de ello. Como muchos saben, los gatos son extremadamente eficientes en la reproducción. Una gata, de hecho, tiene cuatro gatitos en cada camada.

¿Cómo se si mi gata está embarazada?

Desde el momento en que la gata se queda embarazada, es necesario que pase de 26 a 35 días para que un veterinario pueda determinar a ciencia cierta que esta embarazada. El diagnóstico puede realizarse por medio de una ecografía o con sólo tocar el abdomen de su gato. La zona del útero debe ser similar a un collar de perlas. En unos 20 días, cuando el gato está en un estado de relajación, deberíamos de ser capaces, de percibir pequeños fetos al tacto. Algunos ejemplares tienen un aumento de pecho y un color rosado en las glándulas mamarias.

Un embarazo suele durar de 58 a 68 días.

Es difícil predecir con exactitud la fecha exacta del nacimiento de los cachorros. Sin embargo, hay varias pistas, con las que poder saber que nuestra gata está a punto de dar a luz.

La mayoría de los gatos comienzan a preparar el lugar de nacimiento de 12 a 24 horas antes de que el nacimiento de los cachorros suceda, aunque en algunos casos se puede iniciar hasta 5 días antes.

Si desea un método más fiable, se debe medir la temperatura del gato dos veces por semana. Mientras dure el embarazo, la temperatura de nuestra gata estará alrededor de 38 grados.

Dos semanas antes de que nuestra gata dé a luz, la temperatura bajará a los 35 grados.

Aproximadamente una semana después del parto, la temperatura subirá de nuevo un par de décimas, alrededor de 36, 37 grados.

Esta es la forma más fiable para saber con exactitud el nacimiento de los cachorros.

Recuerde, es recomendable esterilizar o castrar a los gatos cuando llegan a una cierta madurez, para poder acabar con las camadas indeseadas.