Hemorragia cerebral en un gato

Qué puede causar una hemorragia cerebral en un gato?

Existen varias causas que pueden causar una hemorragia cerebral en un gato por ejemplo una aneurisma que es una dilatación local o bulto de una arteria.También tiene las anomalías que surgen con el tiempo, como un tumor, inflamación o un problema de coagulación.

 

Un traumatismo causado por una caída de el gato también puede causar la hemorragia cerebral en un gato.

 

Causas concretas de una hemorragia cerebral.

Presión arterial alta

Si tu gato tiene presión arterial alta, a menudo no lo sabes. Una hemorragia cerebral puede ocurrir después de un período prolongado de presión arterial alta y siempre aparece repentinamente. Si no sabes algo, no puedes estar alerta.

La única vez que puede estar más alerta es si el gato ha tenido problemas renales o cardíacos anteriormente. Esto también puede estar relacionado con la presión arterial alta. Posiblemente el veterinario ya lo haya señalado, pero no es una certeza absoluta.

La presión arterial alta tiene varias causas, pero no siempre se conoce. Algunos de los más conocidos son:

  • insuficiencia renal
  • tumores suprarrenales
  • glándula tiroides demasiado rápida

 

El trauma

De lo contrario, si el gato ha sido golpeado, se ha caído o ha sufrido un golpe. Después de todo, entonces estás más alerta a cómo reacciona el gato. Por cierto, las razones mencionadas son sin duda las mayores causas de una hemorragia cerebral en gatos jóvenes.

Por supuesto, es cierto que si algo como esto ha tenido lugar, las piernas posiblemente rotas y similares se tratarán más adelante. Primero deben abordarse las partes vitales y, por lo general, un gato debe fortalecerse antes de que se pueda restaurar una pierna rota.

Problema de coagulación

Si el gato se lesiona y no se cierra rápidamente, puede sufrir un problema de coagulación. Aparte del hecho de que esto puede causar inflamación, el gato también tiene más probabilidades de sangrar en otros lugares del cuerpo. Por cierto, esto es relativamente raro.

Tumores e inflamaciones

A menudo se llega allí con tumores y, en menor medida, con inflamación en una etapa posterior y el tumor es un punto de preocupación mayor que la posibilidad de una hemorragia cerebral. A medida que los animales envejecen, la posibilidad de tumores e infecciones internas es mayor. Puede elegir que su veterinario revise periódicamente a su gato. Lamentablemente, esto tampoco da garantías.

Síntomas y diagnóstico de una hemorragia cerebral.

Los siguientes casos pueden indicar una hemorragia cerebral, a saber:

  • Si el gato es difícil de despertar y aparentemente o de hecho medio comatoso.
  • Si la cabeza del gato está torcida.
  • Si tu gato de repente ve poco o nada más.
  • Si tu gato camina como si estuviera borracho. Asombroso ya veces un poco arrastrado con las piernas.
  • Si el gato muestra un comportamiento visiblemente anormal que su comportamiento normal.

El diagnóstico de si su gato realmente tuvo una hemorragia cerebral solo se puede determinar con la exploración de MRI. Sin embargo, los síntomas a menudo le dan a un veterinario experimentado una imagen suficiente para hacer un diagnóstico.

Restaurando una hemorragia cerebral

Depende completamente del grado de hemorragia cerebral, la edad y la vitalidad del gato si un gato puede sobrevivir a una hemorragia cerebral. Ciertamente, un gato más joven, posiblemente con una pequeña desviación y con el apoyo de medicamentos, puede continuar durante años de manera excelente.

Sin embargo, si un gato es mayor y la recuperación es más difícil, es cuestionable si el gato todavía está en la cima y, en ese caso, es la vida que deseas para tu animal. Normalmente, un veterinario no asiste a una noche cuando se trata de dormir o no dormir un animal. Es recomendable coordinar con el veterinario en tales casos.