Los pollitos como mascotas para toda la familia

Los pollitos como mascotas para toda la familia

Es muy difícil resistirse a la idea de tener en casa a un pollito tierno, lindo y muy mullido. Los pollos son una de las mascotas que requieren un bajo mantenimiento y además son las ideales para llevarlas a vivir a nuestro patio trasero; sin embargo, los pollitos requieren de un espacio que les garantice seguridad, comida, luz, agua y el calor necesario para que puedan sobrevivir.

Por lo tanto, son las mascotas perfectas para quienes les gusten esas pequeñas bolitas de plumas.

 

La alimentación de los pollitos

  • En el mercado encontraras toda una amplia gama de alimentos ideales para tus pollitos, de acuerdo a las características del mismo. Una buena opción es que adquieras arena para aves.
  • Incluye en su dieta gusanos pre mezclados, de preferencia que ese sea su alimento de la tarde.
  • Los pollitos también disfrutan del trigo, el maíz, el cártamo y el girasol sin cáscara.
  • Incluye en la alimentación de los pollitos el consumo de hojas de col, lechuga y demás vegetales verdes.
  • Es recomendable que les limites a los pollitos el consumo de pan, insectos, gusanos o las sobras de mesa a tan solo un cuarto de su dieta diaria.
  • Debes de proveerle una fuente constante de agua fresca y limpia.

El hábitat de los pollitos

  • La jaula de los pollitos debe ser lo suficientemente amplia, de modo que estos puedan moverse con total libertad.
  • Esta jaula debe contener de forma constante virutas de madera, siempre y cuando no incluyas alguna variedad de pino o cedro.
  • Proporciónale a tus pollitos un poco de comida y agua para que pasen el rato en la jaula.
  • Colócale una especie de percha del otro lado de la jaula, justo a la mitad, de modo de que tus pollitos puedan posarse en él.
  • Sitúa la jaula de tus pollitos a unas 4 o 5 pulgadas sobre el suelo.
  • Selecciona una bombilla roja en lugar de una blanca, pues esta es más oscura y le proporciona tranquilidad a los pollitos, lo cual los hará relajarse y descansar.
  • La jaula debe ser limpiada de forma regular, para mantener la higiene y la salud de los pollitos.
  • Procura mantener a tus pollitos fuera del alcance de otros animales domésticos que puedan tener instintos depredadores, por su seguridad.

Por lo general, los pollitos no son dados a convivir con otros animales domésticos, aunque en algunos se les puede mantener junto con los patos. Tener un pollito de mascota trae una gran alegría a toda la familia, ya que estos son muy cariñosos, agradables y sobre todo muy dulces, tanto así que no les llevará mucho tiempo en convertirse en los consentidos de la casa.